Ácaros en las orejas de los perros

Ácaros en las orejas de los perros Bulldog Francés

• Perros con ácaros en orejas

¿Qué son los ácaros del oído, o ácaros de las orejas en perros?


Los ácaros del oído, de nombre científico Otodectes cynotis, pertenecen al grupo de los ácaros de la sarna. Estos ácaros se encuentran en todo el mundo y colonizan específicamente el canal auditivo de los carnívoros, donde causan lo que se conoce como sarna del oído.

Otodectes cynotis es una de las especies de ácaros no específicas del huésped. Esto significa que los ácaros del oído no solo afectan a los perros, sino que se pueden encontrar en cualquier especie. También es posible la transmisión de gatos a perros. Los ácaros del oído ocurren principalmente donde muchos perros viven juntos, por ejemplo, en refugios para animales.

Los ácaros del oído pasan por diferentes etapas de desarrollo. Después de la infestación, los ácaros hembras pegan sus huevos en la piel en el canal auditivo externo y el pabellón auricular. En tres semanas, estos se desarrollan desde el huevo a través de la etapa larvaria hasta el ácaro adulto. Todas las etapas del desarrollo de Otodectes cynotis se alimentan del líquido tisular, la sangre y las células de la piel.

¿Dónde se puede infectar el perro con los ácaros del oído?

La infestación por ácaros del oído es muy contagiosa. Los ácaros del oído se transmiten por contacto directo con un animal infectado. Los ácaros del oído son muy comunes en los perros jóvenes. Esto se debe a que las madres con infestaciones de ácaros del oído a menudo transmiten los parásitos a sus cachorros.

Los ácaros del oído también se pueden transmitir de cachorro a cachorro. Los ácaros del oído son particularmente comunes en los gatos. Si los animales viven juntos en un hogar, los ácaros del oído también pueden transmitirse de gatos a perros. 

¿Los ácaros del oído en los perros son contagiosos para los humanos?

Ciertos tipos de ácaros que se encuentran en los perros, particularmente los ácaros de la sarna como el ácaro sarcóptico, también son altamente contagiosos para los humanos. Si hay signos de infestación de ácaros en los oídos de su amigo de cuatro patas, muchos dueños de perros se preguntan si los ácaros del oído también pueden transmitirse de perros a humanos. Sin embargo, no hay necesidad de preocuparse aquí para los dueños de perros, porque los ácaros del oído no son contagiosos para los humanos.

Sin embargo, si hay un perro con infestación de ácaros en el hogar, se debe observar una higiene particularmente minuciosa. De esta forma se puede evitar que otros animales que viven en la casa se infecten con los ácaros. 

Síntomas de ácaros en las orejas de los perros

La infestación de ácaros causa irritación de la piel y reacciones inflamatorias en el pabellón auricular y en el canal auditivo. Esto se demuestra por la cera del oído, las secreciones inflamatorias y los componentes sanguíneos. Además, se pueden ver las excreciones de los ácaros del oído en la oreja del perro, que tienen un aspecto marrón negruzco y quebradizo.

La picazón intensa es uno de los síntomas característicos de la infestación por ácaros del oído. Los dueños de perros pueden reconocer los ácaros del oído en su perro por el hecho de que el animal se rasca las orejas con mucha frecuencia y sigue mueve mucho la cabeza. La picazón también puede extenderse a toda la cabeza; la aurícula interna del perro a menudo está enrojecida y el rascado intenso y frecuente puede provocar llagas.

A menudo, ambas orejas de perro se ven afectadas, pero este no tiene por qué ser necesariamente el caso. En casos raros, los ácaros del oído pueden afectar otras áreas del cuerpo donde causan síntomas similares a alergias en la piel.

Si no se tratan los ácaros del oído, pueden surgir complicaciones

Además de la infestación de ácaros, pueden desarrollarse infecciones e inflamaciones bacterianas, como la otitis media, que en el peor de los casos pueden ir acompañadas de una rotura del tímpano.

El llamado oído sanguíneo (othematoma) también puede surgir debido a una infestación por ácaros del oído. El fuerte rascado en el oído lesiona un vaso sanguíneo, causando sangrado e inflamación del pabellón auricular. Si aparecen estas complicaciones, debe llevar a su amigo de cuatro patas al veterinario de inmediato para iniciar el tratamiento adecuado. 

¿Cómo puede el veterinario determinar las infestaciones por ácaros del oído?

Cualquiera que sospeche de una infestación de ácaros del oído en su mascota definitivamente debe consultar a un veterinario. Debido a que los ácaros del oído en los perros no solo son contagiosos para otros animales, sino que si no se tratan, también pueden provocar complicaciones como sangre en el oído, otitis media con perforación del tímpano o infecciones bacterianas.

Para determinar la infestación de ácaros, el veterinario examina primero las orejas y el canal auditivo del perro. La cera del oído de color negro-marrón característico de los ácaros del oído suele confirmar la sospecha. Se toma un frotis de esta masa para confirmar el diagnóstico. Los huevos y los ácaros se pueden ver al microscopio y se puede identificar claramente una infestación por Otodectes cynotis.

Si ya ha habido una inflamación grave del oído debido a una infección secundaria con bacterias, En este caso, los ácaros generalmente ya no se pueden detectar bajo el microscopio. Entonces, el diagnóstico se puede hacer a través de los síntomas característicos. De ahí en más hay que iniciar el tratamiento para los ácaros en oídos de perros.

En resumen así es como puedes prevenir los ácaros del oído en tu perro

Si los ácaros del oído se notan y se tratan temprano en el perro, se puede evitar el empeoramiento de los síntomas y las complicaciones. Por supuesto, es incluso mejor si se puede prevenir la infestación de ácaros del oído. El cuidado regular de los oídos puede prevenir los ácaros del oído en los perros.

Es por eso que los dueños de perros deben revisar y limpiar las orejas de sus amigos de cuatro patas con regularidad. El veterinario también dispone de limpiadores de oídos especiales para este fin.

El cuidado regular de las orejas del perro significa que las anomalías que indican una infestación de ácaros se notan en una etapa temprana.

Para evitar lesiones, no use hisopos de algodón para limpiar sus oídos. En su lugar, recomendamos utilizar un paño suave. Los ácaros en perros también se pueden prevenir con preparaciones con principios activos acaricidas.

De forma similar a la precaución contra las garrapatas, se pueden administrar comprimidos o preparaciones puntuales. Además, los dueños de perros deben asegurarse de que sus mascotas reciban todas las vacunas esenciales para reducir su susceptibilidad a las infecciones parasitarias.

Sin embargo, incluso el cuidado y la precaución más minuciosos no pueden descartar los ácaros del oído en los perros. Entonces es importante comenzar el tratamiento correcto lo antes posible.

Entradas más populares de este blog

La esperanza de vida del Bulldog Francés

Socializar Cachorros: así es como funciona

Criadero de Bulldog Francés Reconocido