Conjuntivitis en Perros: causas y tratamiento

La conjuntivitis en perros es una afección común causada por una infección. Puede ser bacteriana o viral. Si su perro tiene una conjuntivitis grave, es doloroso. Así que puede verlo entrecerrar los ojos, incluso sin una úlcera corneal. 

Cada vez que vea a su perro entrecerrar los ojos, molesto con sus ojos, siempre debe pedirle a su veterinario que le haga una tinción de la córnea del ojo. Esto asegura que no haya úlceras, ya que a veces las úlceras pueden estar presentes con conjuntivitis.

Conjuntivitis en perros

Los síntomas de la conjuntivitis: 

Esto es lo que verá:

  • Enrojecimiento leve sin hinchazón.
  • Un ojo rojo tomate con mucha hinchazón de la conjuntiva.
  • Casi siempre verá una secreción ocular sucia. La secreción puede ser leve o espesa y profusa en casos graves.

¿Puedo contraer conjuntivitis de mi perro?

Es poco probable, pero depende de la causa de la conjuntivitis de su perro. En algunos casos, puede ser contagioso para usted o para otros perros. Si es causado por alergias, irritantes, ojo seco u otras causas comunes, no debería ser contagioso.

La infección ocular bacteriana de un perro suele ser contagiosa. La conjuntivitis viral en perros es rara, pero puede ocurrir en infecciones virales como el moquillo y el herpes canino. Y pueden ser bastante contagiosos para otros perros. La buena higiene es siempre la mejor práctica. Las mascotas en general y los perros en particular brindan muchos beneficios para las personas.

Conjuntivitis en perros

¿Cuál es el tratamiento para la conjuntivitis en perros?

Los casos leves de conjuntivitis bacteriana pueden responder al lavarse los ojos cada dos horas con agua salada o té de hierbas.

 •  Solución de agua salada

Puede usar una solución salina de una farmacia. O haga la suya propia. Coloque 1 cucharadita de sal en una taza de agua hirviendo. Deje que se enfríe. Use un gotero de vidrio o una bola de algodón para hacer que el agua salada entre en los ojos de su perro.

 •  Té de hierbas 

La Manzanilla, la Caléndula o la Eufrasia a base de hierbas son excelentes opciones. Deje que el té se enfríe y luego use algunas bolas de algodón o almohadillas para gotear suavemente el té en los ojos de su perro. Limpie cualquier descarga. Si el problema no mejora o empeora, acude a tu veterinario.

 •  Remedios homeopáticos

O pruebe con gotas oftálmicas prescriptas por su médico veterinario.



Entradas más populares de este blog

La esperanza de vida del Bulldog Francés

Socializar Cachorros: así es como funciona

Criadero de Bulldog Francés Reconocido